VIDEOS PROMO66

lunes, febrero 18, 2008

LOS HOMBRES ATRAS DEL TELON

Nota: video que básicamente nos trata de explicar quién maneja y cómo se manejan las marionetas...

miércoles, febrero 13, 2008

BIENVENIDOS AL CIELO



domingo, febrero 10, 2008

MARAS, UNA AMENAZA REGIONAL Parte 6

Sobrepoblación, causa de la miseria

Se habla de miseria y pobreza, pero no se ha tocado el punto medular: la sobrepoblación, con el agravante de una total irresponsabilidad tanto de hombres como de mujeres.

Guatemala es un puntito en el mapa del mundo. Sin embargo, en poco tiempo rebasaremos los 13 millones de habitantes.

En China, fue curioso observar que no existe la extrema pobreza. La razón: un matrimonio chino para poder optar a un segundo hijo, tiene que pedir permiso al Estado, quien lo investiga para ver si dicho matrimonio está económicamente capacitado para traer un nuevo ser al mundo.

Todo lo contrario sucede en Guatemala: mientras una familia es más pobre más hijos tiene, sin importarle el desgraciado futuro que les espera a estas criaturas.

Sabemos que en nuestro país no podrían aplicarse las leyes de China, pero sí las leyes podrían ser más rígidas para estos irresponsables procreadores de hijos sin futuro alguno.

Emilio Terraza Ayala/Opinión de los lectores, Prensa Libre, martes 28 de junio de 2005.

MARAS, UNA AMENAZA REGIONAL Parte 5

CIUDAD DE MÉXICO -- Como reality show, el programa "Desafio 10" de Guatemala parecería destinado a ser un fracaso: por dos semanas diez extraños viven en una casa donde estudian contaduría básica, mercadeo y relaciones públicas. Las cámaras permanecen encendidas mientras los jóvenes se hacen amigos y algunos se unen para hacer negocios.

Bastante aburrido todo hasta cuando uno se da cuenta de que los diez del Desafío 10 son ex miembros de algunas de las más tristemente célebres pandillas de las Américas - Mara Salvatrucha, 18 Street, White Fence y North Hollywood. Precisamente son los jóvenes que "todos quieren muertos o en la cárcel", asegura el creador del programa, Harold Sibaja.

Las pandillas juveniles representan el más grande reto a la estabilidad de Centro América desde cuando las guerras civiles devastaron a la región hace más de una década. También se han convertido en un reto policial en Estados Unidos. Los pandilleros están vinculados al narcotráfico y a miles de espantosos asesinatos desde Tegucigalpa hasta los suburbios de Washington D.C.

En Estados Unidos los gobiernos locales y estatales están adoptando leyes de tolerancia cero para castigar y encarcelar pandilleros. El año pasado, el Departamento de Seguridad Interna puso en práctica una campaña contra inmigrantes ilegales sospechosos de ser miembros de pandillas, deportándolos inmediatamente en vez de llevarlos ante cortes criminales estadounidenses.

Los gobiernos centroamericanos también han optado por una mano dura, arrestando a jóvenes ante la mínima sospecha de que pertenecen a una pandilla. Pronto los gobiernos de Guatemala y Honduras agregarán miles de militares a las fuerzas policiales para aplastar la violencia pandillera. Entre tanto algunos ciudadanos han tomado la justicia por sus propias manos, como ha estado sucediendo en Ciudad de Guatemala, y están matando pandilleros.

Los dueños de negocios son algunos de los más golpeados por la actividad pandillera. A menudo son víctimas de extorsión, viéndose obligados a pagar un "impuesto" a cambio de que los dejen tranquilos. La mayoría de los propietario ha reaccionado dejando de contratar a cualquier que haya estado vinculado a una pandilla. Para los antiguos miembros, que todavía llevan la prueba indeleble de su participación en sus tatuajes, las posibilidades de encontrar empleo son casi nulas.

Programado para salir al aire en marzo, "Desafío 10" ya debiera ser considerado significativo por el solo hecho de haber logrado unir elementos muy dispares. La Agencia para Desarrollo Internacional de Estados Unidos ayudó a poner a los pandilleros rivales bajo un mismo techo mediante una asignación de $15.000 dólares a Creative Associates Internacional, una firma consultora de Washington. Y el sector privado de Guatemala invirtió más de $50.000 dólares en dinero, equipos y tiempo.

Carlos Zúñiga, líder empresarial guatemalteco y mentor de cinco de los diez, era de los que estaban convencidos, como la mayoría de guatemaltecos, de que el problema pandillero solo podría resolverse policialmente. A través de su participación en el programa, sin embargo, llegó a descubrir que la mayoría de los pandilleros son de hecho víctimas de la pobreza, el abuso y el abandono, y que el empresario guatemalteco no puede darse más el lujo de ser vistos como "desalmado y sin conciencia social".

En una entrevista telefónica desde Ciudad de Guatemala Zúñiga dijo que "este es un tema de nación, de jóvenes que podrían ser mis hijos".

Los nuevos "hijos" de Zúñiga incluyen a Marcos "California" Pérez, de 26 años de edad, y Estuardo "El Seco" Valle, de 22. Pérez, quien se unió a la pandilla North Hollywood de Los Angeles a los 11 años, aterrizó en Guatemala a los 25 cuando autoridades estadounidenses lo deportaron tras haber cumplido casi tres años de prisión por vender drogas. Valle, también de 11 años cuando entró a Mara Salvatrucha, intentó dos veces dejar atrás la vida pandillera huyendo hacia Estados Unidos.

Ellos y otros participantes han tenido su propia transformación. Valle quedó sorprendido por la forma en que la gente a su alrededor estaba dispuesta a ayudarlo a aprender: "Esto es algo que no podía creer. La sociedad nos discriminaba pero ahora que han visto que hemos puesto de nuestra parte ... muchas personas nos están apoyando".

Durante la grabación del programa, los diez participantes se dividieron en dos grupos, cada uno con la tarea de empezar una pequeña empresa. Un grupo abrió un negoció de reparación y mantenimiento de calzado que ya ha empezado a tener cierto éxito, gracias a su ubicación ideal en uno de los edificios de oficinas más grandes de Ciudad de Guatemala. El otro grupo, el de Zúñiga, decidió empezar un servicio de lavado de autos. Aunque el negocio de lavado de autos ha estado más lento, tanto Zúñiga como Sibaja están convencidos de que eso cambiará una vez el programa salga al aire.

Inicialmente todos los participantes usaban máscaras para esconder su identidad durante la grabación. Pero a medida que fueron pasando los días todos con excepción de dos se las quitaron. Pérez, quien fue uno de los últimos en hacerlo, dijo que era miedo lo que lo había hecho dejarse la máscara más tiempo. Pero de repente, dijo, se cansó de llevarla puesta al darse cuenta que "no necesito estar escondiéndome, ya no soy un criminal".

Marcela Sanchez/Feb 23, 2006/washingtonpost.com



MARAS, UNA AMENAZA REGIONAL Parte 4

Once pilotos asesinados en tres días, una campaña negra para afectar a un banco del sistema y la denuncia del presidente Álvaro Colom de un supuesto complot para desestabilizar su administración han bastado para que el estrenado gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) enfrente su primera crisis, antes de cumplir 30 días en el poder.

Al término de una semana de violencia y rumores, nadie sabe en realidad la fuerza detrás de estos hechos, ni siquiera si se trata de acciones del crimen organizado, de grupos paralelos de poder (militares de baja) o simplemente de un brote delincuencial que supera una vez más a los aparatos de seguridad del Estado.

A este ambiente de incertidumbre por inseguridad se suma la pugna interna entre diputados de la UNE, que lejos de estar pensando en legislar para contrarrestar la violencia y combatir el crimen organizado, libran una batalla interna para ganar espacios de influencia.

Durante los últimos días, en todos los programas radiales de opinión, la población y analistas han expresado masivamente comentarios críticos al Gobierno y al propio mandatario, principalmente, porque se percibe que no tenía un plan de seguridad preparado, a pesar de haber sido el tema dominante durante la campaña electoral.

Pedro Trujillo, decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Francisco Marroquín, señaló que la situación de crisis en el transporte evidencia la incapacidad del Gobierno para hacer frente a las pandillas, las cuales, afirmó, se han convertido en un grupo de presión capaz de desestabilizar.

Añadió: “(La UNE) tuvo ocho años para preparar un plan de seguridad, pero es evidente que no lo tiene”.

Al ser consultado respecto de la posibilidad de que grupos paralelos estén detrás de los ataques, respondió que no opina sobre ello porque no tenía elementos para ese análisis.

Hipótesis de los ataques

En el grupo de seguridad del Gobierno han surgido diferentes hipótesis, aunque ninguna sustentada con material obtenido de fuentes de inteligencia, civil o militar.

La primera de las hipótesis parte de un informe al que Prensa Libre tuvo acceso y que señala que 72 oficiales del Ejército fueron dados de baja el domingo recién pasado, supuestamente, por estar vinculados a organizaciones ilícitas, y ellos podrían estar involucrados en estos hechos de violencia.

El Ejército se ha negado a revelar los nombres de los oficiales puestos en disponibilidad por el mandatario. Según trascendió en fuentes oficiales, esa hipótesis no es compartida por el Ministerio de Gobernación ni por la Secretaría de Análisis Estratégicos.

La segunda teoría gira en torno de un complot político, ya que, durante la campaña electoral, el asesinato de pilotos fue asociado a una estrategia del Partido Patriota, para que el ciudadano capitalino se inclinase por su oferta de mano dura contra la inseguridad. Lo que no parece estar claro es qué beneficio podría obtener esa agrupación, a cuatro años de las próximas elecciones.

El propio Colom desechó, en rueda de prensa, tal señalamiento, pero algunos miembros de su Gabinete de Seguridad siguen con esa idea.

Un tercer escenario que se analiza es que contrabandistas estén tomando represalias, por una investigación que ha iniciado la Superintendencia de Administración Tributaria contra una red que opera en el departamento de Guatemala.

Esta sería la posibilidad más perjudicial para la UNE, ya que este grupo paralelo —integrado, al parecer, por varios militares de baja— podría tener incrustados sus tentáculos en el propio partido, y buscaría la salida abrupta del ministro Vinicio Gómez y de varios de sus asesores, incluido el negociador y experto en secuestros Víctor Rivera.

Y hay otra versión que no tiene base en investigaciones de inteligencia ni la mencionan oficialmente fuentes gubernamentales, pero “rumores palaciegos” dicen que hay militares cercanos a Colom que quisieran cambios en ciertas estructuras de seguridad, y buscan, con esta crisis, originar cambios y llevar a personas que en el pasado han estado vinculadas a La Oficinita, un grupo de inteligencia asociado con violaciones a los derechos humanos.

Ninguna de las hipótesis explica si están vinculados los asesinatos de pilotos de buses con el ataque que afrontó el Banco Agromercantil, el cual fue calificado por el fiscal general, Juan Luis Florido, como “terrorismo financiero”, e hizo recordar un ataque similar contra el Banco G&T Continental, hace más de un año; ambas entidades son calificadas como sólidas en el sistema.

Ataques coordinados

Sin embargo, varios analistas de grupos pro justicia coinciden en que las acciones contra el transporte tienen un trasfondo, ya que se cometieron ataques coordinados contra pilotos y se fomentan acciones contra las pandillas, que obtienen ganancias millonarias de extorsiones diarias, mientras los últimos sucesos no las favorecen; al contrario, causaron acciones de las fuerzas de seguridad que afectan sus operaciones ilícitas.

Además, los analistas consultados se inclinan con mayor énfasis por señalar que grupos interesados pagaron a maras para que accionaran contra el transporte, a fin de originar cambios en el Ministerio de Gobernación —una cartera apetecida para grupos paralelos del país—.

Pandillas juveniles

Esté quien esté detrás de tal crisis, analistas y allegados al Gobierno afirman que se ha utilizado a las pandillas juveniles como brazo ejecutor de los asesinatos, pues éstas se han convertido en el último eslabón de la cadena del crimen organizado.

Según investigaciones de la Policía y del Ministerio Público, dadas a conocer a Prensa Libre, tres pandilleros presos coordinaron aquellas acciones, sin haberse movido de sus celdas. Ellos son Byron Aguirre Santos, alias Snoopy; Luis Fernando Padilla, el Intruso; y Luis Catalán García, el Pequeño.

Aguirre, jefe del Sector 11 del reclusorio Preventivo de la zona 18, es uno los pandilleros con mayor capacidad de organización y actual jefe de la Mara 18. Padilla y Catalán, recluidos en la cárcel de Chimaltenango, son sus lugartenientes.

Entre los tres se registró una comunicación telefónica inusual el día anterior a los ataques a los buses urbanos, el 5 de febrero último, y fueron ellos quienes ordenaron que se distribuyeran entre los empresarios del transporte 30 teléfonos celulares, mediante los cuales se les advirtió que el monto habitual de la extorsión iba a ser duplicado y que tenían que pagar tres meses por adelantado.

La Policía llegó hasta ellos después de haber detenido, el jueves, a Tania Yasmín Chacón —alias la China, pareja de Padilla— cuando, junto a dos mareros, se disponía a cobrar la extorsión a un transportista.

Chacón tenía en su poder una lista que le había proporcionado su conviviente, donde se nombraba a los empresarios a quienes había que cobrar, más algunos nombres de pilotos.

Algunos transportistas suponen que el aumento de la extorsión fue una excusa para justificar lo que ocurriría al día siguiente.

Pero, para asesinar a cinco pilotos en una mañana, escoger los lugares con mayor circulación de vehículos, afectar todas las entradas de la capital y conseguir escapar, se necesita más organización de la que los pandilleros tienen a disposición.

Con esa afirmación coinciden casi todos los analistas consultados la última semana. “Las maras son el brazo armado de grupos del crimen organizado; los pandilleros no tienen ningún interés en poner en jaque al Gobierno, pero sí lo tienen otros grupos con influencia política”, opinó Iduvina Hernández, de la organización Seguridad en Democracia (Sedem).

Cronología

El primer ataque fue cometido el martes último, a las 7.20 horas, en la calle Martí, zona 6, una de las principales entradas de la capital. Dos individuos que se movilizaban en una motocicleta dispararon a quemarropa a un piloto y su ayudante, sin mediar palabra.

Cinco horas y media después, asesinaron al segundo conductor, en la avenida Simeón Cañas, zona 2, donde el flujo de vehículos es altísimo a las 13 horas. Esta vez, los atacantes se transportaban en una camioneta roja, modelo Terracan, escoltados por un automóvil negro. Los sicarios dispararon contra el piloto del bus, desde el auto en marcha y con una precisión asombrosa.

A las 14.10 horas, dos horas después del segundo ataque, justo al otro lado de la urbe, en la zona 11, fue ejecutado el tercer piloto, con lo que fueron bloqueadas la entrada y salida de numerosas colonias. En este lugar murió el piloto y quedó herido de gravedad su ayudante. Los asesinos estaban vestidos de payasos, y huyeron en un taxi.

Por la noche, la Policía consiguió localizar el auto negro —un Ford Focus— que había sido reportado como robado en Ciudad Quetzal, San Juan Sacatepéquez. Al encontrarse con los agentes, los tres ocupantes del ve-hículo intentaron huir, y uno fue abatido. Luego de una persecución, fueron detenidos los otros dos, y se les decomisaron dos fusiles: un Galil y un AK-47.

Los supuestos sicarios, Fredy Obdulio Díaz y Luis Antonio Pichiyá, tenían tatuajes, aparentemente no están registrados como integrantes de mara alguna.

Cuando las autoridades creían que las muertes ya habían cesado, al día siguiente se asesinó a un piloto y a un ayudante.

Fuente: Crisis por ataques a transporte/Primer jaque al Gobierno/Prensa Libre

MARAS, UNA AMENAZA REGIONAL Parte 3

República Mara
Tatuajes, resentimiento y sangre. Desprecio por la vida, miseria y drogas. Un cóctel mortal que ha estallado en Estados Unidos, México y Centroamérica.

Más de 200.000 jóvenes se refugian en las pandillas latinas, también conocidas como maras, consideradas por el FBI como la manifestación del crimen más violenta de América.

Detrás de sus cuerpos cubiertos de símbolos, letras y dibujos, estos hombres y mujeres de entre 15 y 30 años de edad esconden el desprecio por la vida. Todo ello queda evidenciado en actos tan sencillos como la obtención de un mero tatuaje. Para conseguir un tatuaje distintivo de la mara, habrá que cumplir determinadas tareas violentas. Los dibujos más exclusivos tan sólo se obtienen después de un asesinato y aquellos que tienen el sello de líder llevan impreso la sangre de un policía.

MS y el número 13 son tatuajes sinónimos de pertenencia a la Mara Salvatrucha, la banda juvenil más poderosa del mundo. Actualmente cuenta con aproximadamente 100.000 miembros dispersos entre Estados Unidos, Centroamérica, Canadá e incluso el Líbano.

Al igual que la Mara Salvatrucha –“salva” por salvadoreños y “trucha”, término que significa listo o espabilado-, muchas de estas pandillas nacieron como meras agrupaciones de ayuda mutua ante el desempleo y la marginación. Sin embargo, muy poco después se convirtieron en una especie de secta de jóvenes delincuentes, en donde el único denominador común era el empleo de la violencia a sangre fría.

Con este perfil a cuestas, los mareros pronto se erigieron como los distribuidores por excelencia de grandes cárteles del narcotráfico latinoamericanos. Actualmente, esta es su principal fuente de ingresos, aunque también obtienen dinero gracias al cobro de un “impuesto revolucionario” a diversas empresas y a los propios vecinos.


MARAS, UNA AMENAZA REGIONAL Parte 2

Entrevista a Connie McGuire

Connie McGuire trabaja como coordinadora de investigaciones del proyecto de Pandillas Juveniles Centroamericanas, de la organización defensora de los derechos humanos Washington office on Latin America (WOLA). Desde este puesto, McGuire ha investigado el fenómeno de las maras en Estados Unidos y Centroamérica, proponiendo un mecanismo clave para combatir la violencia: la prevención.

Muchas organizaciones y gobiernos sostienen que las maras reflejan uno de los rostros más violentos de la sociedad. ¿Está de acuerdo?

Las maras son muy variables en su conformación y en el tipo de actividades en las que se involucran, pero los crímenes violentos son lo más visibles y los más difundidos por los medios de comunicación. ¿Desde hace cuánto tiempo no se tiene noticia de integrantes de maras rehabilitados o que cambiaron su estilo de vida?
Hay algunos pandilleros muy violentos que deben ser responsabilizados por sus crímenes, pero también hay muchos que son atraídos por el estatus que representa formar parte de una de estas maras y de su supuesta forma de vida. En realidad, no son criminales que deban ser tomados en serio. No son criminales de pura cepa.
Por ello, lo más importante es emprender acciones para prevenir esta actitud, realizando intervenciones sociales que puedan ayudar a los jóvenes a mantenerse al margen de estas maras o a salir de ellas, reinsertándose en actividades productivas para la sociedad.

¿Cree que las maras son una respuesta de los jóvenes a la sociedad que los rodea?

Las maras son un fenómeno social. Yo diría que son el resultado de varios factores sociales y no de un único factor en particular. Hay que tener en cuenta que cuestionar a las autoridades, romper las reglas e involucrarse en actividades delictivas puede llegar a ser considerado como una conducta “normal” entre los adolescentes. Además, la tendencia a identificarse con un grupo también es propia de los adolescentes, al menos en el contexto estadounidense. Por este motivo, el interés de los jóvenes en las actividades de las maras, no implica necesariamente el deseo de desarrollar actividades violentas o criminales.
Por otro lado, hay que tener en cuenta que muchos de estos adolescentes se convierten en delincuentes una vez que han ingresado en el sistema judicial penal y, consecuentemente, en el sistema carcelario, en donde en muchas ocasiones terminan convirtiéndose en verdaderos criminales.

¿Cuáles son las características de las maras que generan más preocupación actualmente?

Desde una perspectiva basada en la defensa de los derechos humanos, el aspecto más preocupante del fenómeno de las maras son las políticas de mano dura que practican ciertos gobiernos centroamericanos y algunos estados norteamericanos.
En los países centroamericanos, las políticas de mano dura no han ayudado a disminuir la violencia asociada a las maras. De hecho, algunas investigaciones han sugerido que ciertas políticas han contribuido a que las maras se vuelvan más clandestinas y organizadas. Además, existen serias preocupaciones sobre la libertad civil de los jóvenes (más allá de que estén involucrados en las pandillas o no), que pueden convertirse en blanco fácil de estas políticas inflexibles.

Las maras comenzaron a propagarse en un contexto multicultural en la zona de Los Ángeles y no existe un único motivo que haya determinado su desarrollo. Hay que aclarar que las maras son muy similares a otras pandillas de los Estados Unidos, que se han desarrollado en comunidades de inmigrantes en donde los jóvenes se sienten marginados o generalmente excluidos, debido a una discriminación o diferenciación social.

¿Cuáles son las vías que están tomando los gobiernos y organismos internacionales para detener su propagación?

El departamento de estado norteamericano divulgó hace muy poco “La Estrategia de Estados Unidos para combatir las pandillas criminales en América Central y México”. Esta estrategia destaca cinco elementos: diplomacia, repatriación, cumplimiento de la ley y prevención. Nuestra organización aplaude la inclusión de la prevención en esta iniciativa, creyendo firmemente que es el camino que se debe seguir.

¿Cuál cree que debería ser la forma de abordar la problemática de las maras?

Prevención, prevención y prevención… Si ya “perdimos” la vida de algunos jóvenes que se insertaron en un mundo de crimen y violencia, al menos podemos prevenir que otros entren a formar parte de diferentes tipos de maras en el futuro. Existen algunos ejemplos de prevención de la violencia juvenil por parte de la comunidad organizada, especialmente en El Salvador, Guatemala, Honduras y algunas zonas de Estados Unidos en donde las maras operan.
Un ejemplo es el de la Asociación de Intervención contra las Maras (GIP, por sus siglas en inglés), concentrada en una zona de Washington DC que en el verano del 2003 estaba plagada de asesinatos llevados a cabo por jóvenes integrantes de las maras. Ese mismo otoño, miembros de la comunidad, agentes de policía y representantes educativos, entre otros, se unieron para conformar la asociación GIP. Desde el 2003, GIP ha trabajado para prevenir actividades potencialmente peligrosas entre los jóvenes del barrio. De hecho, desde octubre del mismo año, no se produce ningún homicidio que involucre a las maras latinas en el Distrito de Columbia. La prevención, la intervención y las estrategias efectivas de las autoridades policiales se convierten en el mejor camino para hacer desaparecer los homicidios y la violencia asociada a las maras.

MARAS, UNA AMENAZA REGIONAL Parte 1

Las Maras son un fenómeno vinculado con la emigración y una masiva expresión de violencia juvenil que aterroriza países y ciudades enteras desde Estados Unidos hasta Centroamérica. Expertos en el asunto han comenzado a mencionar la tras-nacionalización para tratar de explicar su imparable expansión. La lucha en contra de estas pandillas se ha convertido en una prioridad absoluta incluso para el FBI.

Este programa desciende al infierno mara en las comunidades más peligrosas de El Salvador y Los Ángeles, para tratar de desentrañar la realidad que se esconde detrás de esta expresión colectiva de violencia.

Una vez allí, descubrimos los distintos rostros que adopta la mara: especie de mafia, organización con tintes políticos, entidad de violencia organizada ó secta espiritual. En cualquiera de sus vertientes, la mara forma y deforma a los más jóvenes convirtiéndolos en máquinas violentas sin voluntad. Personas sin salida, consagradas a la muerte violenta, que encuentran en la mara su punto de partida y su destino.

El seguimiento que el programa realiza en El Salvador a varios integrantes de la Mara Salvatrucha (también conocida como MS13) y de la MS18, permite a los televidentes conocer la mentalidad de esta masa marginal, que cuenta con decenas de miles de adeptos en Centroamérica (principalmente, en El Salvador, Guatemala y Honduras) y Estados Unidos.

A lo largo de esta aventura televisiva también se analizarán las formas de combate adoptadas por los gobiernos de Centroamérica, como por ejemplo, los planes “Mano Dura” y “Súper Mano Dura” que han colapsado el sistema penitenciario, alcanzando niveles de violencia hasta ahora desconocidos en todo el continente.

El programa también entrevista a expertos en el fenómeno, como es el caso del periodista y historiador mexicano Marco Lara Klahr; la investigadora del Instituto Tecnológico Autónomo de México, Gema Santamaria; y el director de la Policia Nacional Civil de El Salvador, Rodrigo Ávila, entre otros.

Finalmente, la experiencia de dos mareros que tratan de dejar atrás su pasado para atender a su familia, desvelará las enormes dificultades que suponen la reinserción, al quedar atrapados entre el sistema judicial y la propia dinámica de la mara. No hay que olvidar que en la mara se entra, pero difícilmente se sale con vida.

MARAS, UNA AMENAZA REGIONAL es una producción original realizada para Discovery Channel por Producción México, bajo la supervisión de Michela Giorelli (directora de producción de Discovery Networks Latin America), Rafael Rodríguez e Irune Ariztoy (supervisores de producción de Discovery Networks Latin America).


viernes, febrero 08, 2008

LA HISTORIA MAS GRANDE JAMAS CONTADA

LA PIEDRA FILOSOFAL DE LA MEDICINA....

La Piedra Filosofal de la Medicina ya está aquí...... veamos la interesante noticia sobre este asombroso avance de la Ciencia Médica que "por arte de magia" logra regenerar órganos y miembros humanos enteros, funcionando y completos.

POLVOS MILAGROSOS

El Santo Grial de la Medicina.... se logra regenerar parte de un dedo humano cortado accidentalmente, con células porcinas desecadas y pulverizadas las cuales despiertan y catalizan las células de los tejidos del miembro para regenerarse. El próximo paso esta siendo estudiado por el ejército estadounidense para regenerar miembros completos tales como piernas y brazos de soldados heridos y amputados de guerra. Esta técnica ya se esta usando exitosamente para hacer crecer una nueva piel sana sobre quemaduras severas que anteriormente el tratamiento médico solamente dejaban feas cicatrices.

jueves, febrero 07, 2008

FABRICA DE ORGANOS HUMANOS

Órganos humanos se estan fabricando afuera del cuerpo humano (Tengion Inc.) para luego ser transplantados. Este método esta revolucinando la ciencia de transplantes humanos...y hará a muchos millonarios.

domingo, febrero 03, 2008

Reporte sobre el Desarrollo Humano

El Informe sobre Desarrollo Humano 2007/2008 advierte que el mundo tiene menos de una década para evitar una crisis del cambio climático que acarrearía cambios de rumbo sin precedentes en materia de reducción de la pobreza, nutrición, salud y educación de las personas más pobres del mundo.

Etiquetas: